Diversidad: Arco Iris Vital

Diversidad. lapices de colorHoy hablamos de diversidad, de pluralidad, de tus creencias pero también de las mías, y de las de aquel de más allá. Hablo de tu religión y de la mía, de quien cree en un solo Dios y de quien lo hace en decenas de ellos, de quien tiene la piel color caoba, blanca, amarilla, o quizás color carbón.

Hablo de que mi verdad es solo una parte de la verdad y mis creencias una pequeña parte de la realidad que nos rodea, de ver las cosas desde abajo pero también desde arriba, de no dar mayor credibilidad a lo mío por el simple hecho de ser mío, llegando a despreciar lo tuyo.

Hablo de una orquesta en la que hay violines y tubas, tambores y violas, pianos y guitarras, mezcla de percusión, viento y cuerda, como en un coro coexisten tenores y sopranos, contraltos y bajos, todos en un mezcla que aporta viveza de sonidos y sensaciones.

Imaginemos un guiso en el que tenemos la sal y la especia, el pescado y la carne, la harina y el cereal, todos en una danza que es capricho de los sentidos, lujuria del paladar y el olfato, eso sin olvidar esa maravillosa vista que es preludio de nuestra boca.

Que maravillosas aportaciones se producen en un Equipo de personas en las que coexisten creativos y dogmáticos, organizadores y visionarios, capaces de diseñar, construir, rentabilizar, probar, equivocarse, caerse, levantarse…¡y volver a empezar!

Tristeza es la sensación que me suscita el tono monocorde, la unidad cromática, la tiranía de las verdades absolutas, como alegría es tu crítica a mi trabajo, a mi modo de vida, a mi pensar, porque eso es riqueza y crecimiento.

Cuanta riqueza se esconde tras tu cultura, ¡tan diferente de la mía!, cuanta creencia estúpida me limita por considerarme superior a ti, por verte horriblemente distinto en lugar de verte deliciosamente diferente. Hoy paladeo, por fin, las mieles de la mezcla, del mestizaje étnico, cultural o religioso; veo a un hindú trabajando con un italiano, y a este con un marroquí y a aquel con un brasileño, compartiendo usos y costumbres, haciendo suyas algunas e ignorando otras.

Arco iris vital, paleta de sabores y sensaciones, maravillosa diversidad, por fin.

¿Cómo verás a tu equipo?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Esencia, Liderazgo, Nuevo paradigma, Sociedad, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Diversidad: Arco Iris Vital

  1. La diversidad siempre suma, nunca resta, aunque es cierto que hay personas que pueden en un momento dado ver la discrepancia de ideas y las diversas formas de ver una determinada situación como una especie de amenaza (piensa de forma distinta a la mía, tendré que tener cuidado), son reacciones de personas con poca madurez personal y profesional.
    Podríamos aprender mucho de los niños en ese aspecto , ayer colgué un video en mi blog que esta relacionado con este tema indirectamente, y la verdad es TODO UN EJEMPLO DE INTEGRACION , de como los niños aceptan lo diferente con total y absoluta normalidad.
    un saludo
    Rafael
    @rafalgrol
    http://marketingventasparatodos.wordpress.com

    • koakura dijo:

      Hola de nuevo Rafa,

      Realmente, los niños son el mejor ejemplo de aceptación y normalización de la diversidad; un día paseando por el Raval, vi un grupo de unos veintitantos niños de unos 6 años, cogidos de la mano por parejas, en los que podías ver como la diversidad de aspectos, iba ligada con la homogeneidad de diversión, era igual a quien tenían al lado, todo eran caritas sonrientes.

      Un abrazo y gracias una vez más por tus comentarios.

  2. Que bien explicado, todo esto es crecimiento personal. Para llegar aquí tenemos que interiorizar nuestras dudas, nuestros miedos y nuestros valores. Reconocernos realmente como somos.

    Saludos

    • koakura dijo:

      Hola Josep,

      Me alegra que te guste; realmente es crecimiento. Reconocernos como realmente somos es un trabajo arduo, con una recompensa enorme, así que mucho ánimo en ese trabajo que nunca termina.

      Un abrazo y muchas gracias una vez más por tu comentario.

  3. Pingback: “Diversidad: Arco Iris Vital” | Olea2.0 by @yastorgas

Responder a marketingventasparatodos Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.