Riesgo y crecimiento, saliendo de la zona de confort

zona de confortLa lectura de una entrevista a Robert Redford, Cuyo título era “no puedo asumir la vida sin riesgos” me llevó a una reflexión que está en mi desde hace algunos años, cuando decidí romper con lo convencional y seguro y lanzarme a una vida, quizás más incierta, pero también más apasionante y enriquecedora en el plano vivencial.

Vemos en nuestras vidas, un montón de cosas que nos limitan, pero somos solo nosotros los que las vemos; bueno, nosotros y toda esa cohorte de agoreros convencidos de que lo conocido es lo único que vale la pena y que ve, en toda innovación o cambio, un peligroso enemigo al que no conviene alimentar.

No digo que eso sea malo, es más, ese tipo de personas es lo que llamamos los guardianes de las tradiciones, los que velan por mantener aquello que es bueno, también para el futuro, contrapesando a lo que doy en llamar los radicales del cambio, para los cuales nada de lo anterior está bien y todo debe ser transformado.

Lo que digo es que debe haber algo más de valor en nosotros, algo más de asunción de riesgos, aunque ello signifique incrementar el consumo de pañales para no ensuciar nuestra ropa interior, de puro desarreglo intestinal.

Hablo de asomarnos al acantilado, y eso lo dice alguien con problemas de vértigo muy reales, hablo de no pararnos porque un grupo de personas no cree en ellas mismas y no se atreven a buscar una sociedad mejor, unas mejores instituciones, unas vidas más reales, hablo de salir de esa zona de confort, sin renunciar por ello a lo que aún es válido, pero hablo sobre todo de atrevimiento, de osadía, de mente abierta, de curiosidad.

Hablo de personas como Galileo, como Christiaan Barnard, Como Neil Armstrong, como Ovide Decroly, como Vicente Ferrer o Fernando Alonso, personas que no creyeron que no fuera posible y se dedicaron en cuerpo y alma a transformar la sociedad, la ciencia, el deporte o su propia vida.

¿Será hoy el día menos pensado?

Aquí os dejo la entrevista que me inspiró este post: Entrevista Robert Redford

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Equipos, Límites, Liderazgo, Nuevo paradigma, Sociedad, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Riesgo y crecimiento, saliendo de la zona de confort

  1. gracias por el post, que duda cabe que todos tendemos a quedarnos en una zona que nos resulte cómoda, pero como tu bien dices, dificilmente vamos a llegar a ningún otro destino, si no nos movemos y nos quitamos las autolimitaciones que muchas veces nos ponemos a nosotros mismos, “yo no tengo tiempo para conseguirlo” “no me veo capaz” “yo no soy de esas personas que puedan hacer eso” etc….. cuanta energía perdida en autolimitarnos , cuando lo que debemos de hacer es realmente creer que podemos hacerlo.
    Voy a poner un ejemplo que he vivido en mis propias carnes, siempre me han atraído los idiomas, hasta hace unos años, era de ese tipo de personas que más o menos, medio me defendía con el ingles, y que una y otra vez me decía a mi mismo, ufffff aprender idiomas, eso es muy difícil y necesito mucho tiempo. Hasta que un día , me planté, y tome una decisión, “si puedo” y “si quiero”, tras 4 años, y después de matricularme de nuevo en la universidad con mis 40 años, saqué tiempo de donde no lo tenía, renuncié a muchas horas perdidas en cosas que no me aportaban, y conseguí mi objetivo no solo con el ingles, sino también con el alemán, eso me ha permitido conocer gente nueva, hoy en día mantengo amistades con alemanes, austriacos, etc…. y sobre todo …. descubrir que lo que parecía un mundo para mi, tras 4 meses, se convirtió en una realidad. SI QUIERES, PUEDES.
    Felices fiestas para todos
    Rafael
    @rafalgrol
    http://marketingventasparatodos.wordpress.com

    • koakura dijo:

      Tu lo has dicho, Rafael,

      Si quieres, puedes, y esa es la máxima que está bajo el texto del post. No dejes que nadie, ni tan siquiera tu mismo, te diga que no puedes con algo. Una experiencia reciente con un colectivo de personas amputadas, me hizo ver que no hay límites si no capacidades y que, en esta cultura de las capacidades, todos podemos alcanzar nuestros sueños o lo que subyace tras ellos; no nos quedemos en el hecho, vayamos al origen y ahí sabremos cual es ese deseo escondido.

      Un abrazo y gracias de nuevo por tu enriquecimiento del post

  2. Corina dijo:

    Quiero aprovechar este fin de año para agradecer tus ideas y tu forma de expresarlas. Me enriquece leer tus comentarios. Siempre que veo tu post en LinkedIn, me despierta mucha curiosidad saber qué dirás y me obligas a reflexionar, a parar y a PENSAR. A veces vamos tan rápido a ninguna parte que no pensamos y por eso quería agradecerte este momento. Disfruto con lo que escribes, a veces lo comparto otras no, pero no me es indiferente.
    Gracias Jordi!

    • koakura dijo:

      Muy buenas noches Corina,

      Este es mi mejor regalo de Navidad, saber que este puñado de reflexiones, le resulta de utilidad a alguien, especialmente si es porque te lleva también a la reflexión, aunque no estemos de acuerdo, porque esa diversidad de criterios, ese debate, es lo que nos enriquece cada día.

      Muchísimas gracias por tus palabras y los mejores deseos para un 2013 que sabremos hacer bueno con nuestro esfuerzo e ilusión.

      Un abrazo grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.