Un trastolillo en mi organización

trastolillloLa mitología cántabra nos habla de unos seres que habitan en aquellas tierras, los trastolillos, de los que me he vuelto su mayor fan, es más, diría que he creado su club de fans más acérrimos.

Estos seres, viven cerca de las casas y entran en ellas a hacer picardías… El Trastolillo es un ser juguetón, alocado, enredador, burlón y atolondrado que siempre está riéndose, aunque mostrándose después compungido por los estropicios causados.

En un mundo gris, con trajes grises, corbatas grises y zapatos negros, os propongo que integremos a estos duendecillos en la vida de nuestras organizaciones, trayendo la travesura y el aire fresco a la ortodoxia y el orden; creo que un poco de juego y diversión nos hará mucho bien y nos ayudará, en épocas difíciles y complejas, a ver las cosas desde un ángulo más abierto y menos contaminado por paradigmas trasnochados y carentes de color.

No hablo de abandonar el rigor, la innovación y la excelencia, hablo de hacerlos más ligeros, de darles ese toque de color que tan solo el trastolillo puede aportar, saltando desde la alacena a los fogones y, de estos, al jardín, riendo de forma compulsiva y contagiando de su alegría a todo aquel que se deje embeber, cada sistema sabrá como darle entrada en su morada.

Siempre he pensado que, en aquellos colectivos en que no se oye una carcajada de vez en cuando, han perdido una parte importante de la esencia del ser humano.

Uno de los cómicos más serios de nuestra historia, Charles Chaplin, Charlot, nos dejó una frase para el recuerdo: “Nunca te olvides de sonreír porque el día que no sonrías será un día perdido”

Os propongo que demos entrada a nuestro trastolillo, que le dejemos hacer, que nos permitamos seguir el consejo de Charlot sin que, por ello, perdamos ni un ápice de seriedad y, como decíamos en un equipo del que formaba parte “en esta empresa, nos divertimos muy seriamente”.

¿Cómo dejarás entrar al trastolillo en tu equipo, en tu organización?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Esencia, Liderazgo, Nuevo paradigma, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un trastolillo en mi organización

  1. Aida Rabal Amestoy dijo:

    Creo que la principal manera de dejar que el trastolillo haga de las suyas en tu empresa, es disfrutando del trabajo que haces, y no dejando que se convierta en una mecánica rutinaria. Dando así paso a la creatividad, y haciendo cosas sorprendentes en el momento que surjan.

    Proponerse hacer esto, es un gran ejercicio de voluntad, además de una fantástica gimnasia mental, lógicamente beneficiosa para mantener la salud de nuestro cerebro según va madurando. El secreto está en innovar y probar cosas nuevas cada día, vamos, ser nuestro propio experimento. Pero claro, esto lo pensamos todos y luego no sabemos cómo aplicarlo.

    Según mi humilde experiencia vital, los grandes cambios empiezan por pequeños movimientos en una misma dirección. Para poder tener ideas creativas, necesitamos poner a nuestro cerebro en “modo creativo”. Para esto puede servir de ayuda hacer unos pequeños ejercicios diarios como por ejemplo, poner el despertador por la mañana cambiando los minutos, probar alimentos nuevos, ver películas o videos que no habíamos pensado que veríamos, leer otro tipo de escritos, ir a un sitio por calles diferentes… En definitiva salir de nuestra costumbre, nuestros gustos y por lo tanto nuestra rutina. De este modo al cerebro no le queda más remedio que despertar de esa comodidad a la que le tenemos acostumbrado, es como hacerle un “reset”, el cerebro dirá :”pero qué hace este tío, esto no me lo esperaba”.

    Es imposible pedirle a la mente que haga cosas fuera de su costumbre, y por lo tanto que deje de ser predecible, si no nosotros mismos no dejamos de ser más predecibles y rutinarios que ella. Dejemos así que el trastolillo se instaure en nuestro día a día y haga que nos atrevamos a experimentar, total, ¿qué pasa por jugar con la vida?

    Que te diviertes!!

    • koakura dijo:

      Muy buenos días Aida,

      Excelente reflexión, si señora, ahora bien, para que eso ocurra y seamos capaces de trocar culturas empresariales trasnochadas y carrinclonas, debemos ahogar nuestros miedos y, como bien dices, atrevernos a salir de nuestra zona de confort e ir, poco a poco girando esa cultura en otra dirección.

      Realmente, esa es la clave, divertirse en la organización y hacer del trabajo una pasión, sin dejar que coma todo tu espacio, aunque eso ya sería otra historia en la que un día entraremos.

      Un abrazo fuerte y gracias por esta excelente aportación

  2. Pingback: Un trastolillo en mi organización | koakura | jaumecasalspallares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.