Sabiduría en el conflicto, aprendizaje en la templanza

Estamos dinamizando un Equipo cuando, de repente, uno de los miembros del mismo estalla en indignación. Inicialmente no sabemos contra quien ni contra qué, algo que, probablemente, ni tan siquiera esa persona sabe.

Podría ser inseguridad, afán de protagonismo, indignación, …., lo que puedo garantizar es que ha sentido la necesidad de expresarlo en un entorno que sabe seguro, algo que hace de forma directa y contundente, sin pararse a pensar en el posible resultado de su acción.

Esos momentos, son tensos, son críticos, ya que impactan en todo el Sistema, considerando como tal todas las personas que nos encontramos en la sala. Las miradas se dirigen a nosotros, a los Coaches-dinamizadores, esperando una reacción, quizás explosiva, indiferente o de cualquier otro tipo. El aire puede cortarse.

Ese momento, lo recibimos como un regalo, como un elemento que nos permite tomar el pulso al Equipo y a eso hacemos honor con una respuesta serena, templada, preocupándonos por la necesidad de esa persona, por los motivos reales que le llevan a esa explosión, y ahí es cuando, sin el conocimiento explícito, el sistema empieza a fluir, empieza a trabajar para el propio sistema, por el bien de su crecimiento.

No creo que esa persona sea todavía consciente de su aportación, es más, estoy convencido de que habrán de pasar algunas semanas hasta que sea consciente de ello, como lo son algunos otros componentes que nos lo gritan con su mirada y con su cuerpo.

En los Equipos, se dan esas situaciones, ya sea en entornos de reunión, formación o simple convivencia. Podemos optar por entrar en franca discrepancia o preocuparnos por buscar lo que subyace tras la queja de la persona, en cuyo caso, encontraremos las verdadera preocupación, su demanda callada, su grito por ser escuchada.

En esta ocasión, nuestro hábito a enfrentarnos a esas situaciones, nos permitió dar una respuesta serena a la petición no realizada y terminar la jornada con unos aprendizajes que, de otro modo, habrían resultado imposibles.

¿Estás dispuesto a buscar esos rincones de aprendizaje, en lugar de enzarzarte en batallas absurdas y sin sentido cuyos perdedores somos todos?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Equipos, Esencia, Uncategorized, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.