Emoción en el Equipo

Trabajamos con un colectivo numeroso, unas 150 personas, hace tan solo unos días y decidimos acabar la jornada con el vídeo que os invito a ver al final del presente post.

Es un colectivo, fuerte, valiente, diverso, con un objetivo común y unos ideales fuera de toda duda, aunque eso sería objeto, no ya solo de un post si no de un profundo artículo referente a la entrega de las personas que están alineadas con una ilusión.

Quería referiros las emociones que pude ver en este visionado ya que, como uno de los Coach-dinamizador, tenía el privilegio de estar en esos momentos observando la emocionalidad que estaba presente en la sala o, tal como lo llamamos nosotros, el campo emocional existente en el colectivo, algo que es inherente a cualquier grupo.

El silencio era total, no se oía más que la música que acompaña a las imágenes y, creerme, el ambiente era festivo tras las dinámicas que habíamos realizado y explotado, dicho de otro modo, contábamos con un caldo de cultivo propenso a desvirtuar todo lo que no fuera en una dirección lúdica, tal era nuestro reto.

Un barrido a la sala me permitió comprobar como, al cabo de tan solo un minuto, muchos ojos se nublaban, algunas manos iban a secar algunas lágrimas que salían, no ya de los ojos si no de la propia esencia de los asistentes, lágrimas que hacían emerger sentimientos muy intensos y profundos, fruto de vivencias que dejaron huella y de emociones contenidas que, entonces, optaron por salir.

Las experiencias vividas en situaciones similares, siempre han dado lugar a resultados parecidos, fuera el colectivo que fuera, ya se tratara de deportistas, de talleres de desarrollo personal o trabajando con equipos de dirección, equipos estos que, en principio, se muestran más reticentes a mostrar la emocionalidad puesto que esta podría denotar vulnerabilidad.

Esa muestra de la emoción, tras entrevistas a los implicados, ha dado pie a un sentimiento de liberación, a abrir las compuertas de una forma franca unos, de una manera más disimulada otros pero, en cualquier caso, permite la conexión con una parte de nosotros a la que, las más de las veces, mantenemos atada y amordazada.

En este vídeo, se habla del coraje, de caer y levantarse y de llevarlo dentro, algo que emocionó a las personas que lo vieron, quizás porque conectaron directamente con ellos mismos.

Los títulos están en catalán y nos dicen, según el orden de aparición:

La vida está llena de dificultades

Lo importante es volverse a levantar

Y luchar hasta el final

Lo llevamos dentro

Clicar aquí para ver el vídeo

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Life Coaching, Valores y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Emoción en el Equipo

  1. Hortensia Hernandez dijo:

    Hola, evidentment és molt emotiu, però a mi em parla de coses que a la nostra societat no es practiquen com la solidaritat de l’equip. Si us fixeu els petits a dalt, els grans a baix, fent pinya i quan els petits cauen ho fan a sobre dels grans. Si els petits no ho veuen clar, els grans no els obliguen a pujar. Això a la nostra societat és pràcticament inviable, el dèbil es queda darrera, sol, sense que altres més forts l’ajudin a aixecar-se. O no tinc raó?
    Perdoneu potser el to, quan estàs emocionada no calibres bé el to.

    • koakura dijo:

      Molt bon dia Hortensia,

      Tot i que no es tot lo habitual que caldria, sí que es dona, t’ho puc assegurar i, de fet, no veuràs un equip que funcioni en la excelència sesnse practicar el creixement de tots els seus membres. L’objecitu del tot, es per sobre del meu objectiu i, a partir d’aqui, aquest creixement es torna exponencial.

      I no et preocupis pel to, es el que surt de dins, així que es bó. Moltes gràcies per aportar aquest punt de vista al post, simplement, l’enriqueix.

      Una abraçada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.