Tu eres tu trabajo

Estamos de acuerdo, te quedas en paro, además es posible que te vayas con pocos recursos con los que poder enfrentarte a un futuro que se dibuja incierto, lo cual causa el mayor de los pánicos. Literalmente te pondrías a gritar; pues no te cortes y hazlo, grita, indígnate, da rienda suelta a esas emociones y no permitas que se enquisten pues eso no provocará más que un estado de ánimo depresivo del que será difícil salir.

Si estás en esa franja de edad que supera los 45, es posible que sumes a lo anterior lo que hasta hora era una realidad: el mercado no acepta a los mayores de esa edad, pese a sus habilidades y experiencia. Fijémonos bien no obstante en el matiz “hasta ahora”, algo que explico en los siguientes párrafos.

Si eres joven y estás bien preparado, no tendrás problema y hasta es posible que las circunstancias te empujen a una aventura que a lo mejor no te apetece o que en ningún caso te habías planteado: la aventura de salir fuera, quizás a Alemania o quizás a Canadá o Australia, o quizás China o Brasil.

Pero vayamos a ese colectivo que ya supera una cierta edad. Ahí hacer un balance real de la situación es vital; un DAFO bien meditado y sincero, como enumerar tus aficiones y pasiones. Puede ser el momento en el que aquella afición se pueda convertir en profesión y dejes de ser un trabajador para convertirte, por fin, en un privilegiado que vive de aquello por lo que pagaría por hacer.

Ten en cuenta que tienes el potencial para hacer lo que desees hacer, siempre dentro de un orden y utilizando la lógica. Uno y mil ensayos te indicarán la dirección por la que ir.

Huye de esa falsa creencia de “toda mi vida he estado haciendo esto y ya no se necesita en el mercado, además, no sé hacer otra cosa”. En primer lugar, es posible que si miras las cosas desde otra óptica, descubras nuevas utilidades para aquello que hacías (un ejemplo, los arreglos de ropa que habían caído en desuso, vuelven a cobrar energía), o a lo mejor deben ser otros los horizontes en los que aplicarlo, o…imaginación al poder.

¿Cuál es esa pasión que nunca pudiste llevar a la práctica?, ¿cuál esa afición con la que te pasan las horas como si de segundos se tratara, aquella en la que te reconoces casi como medallista olímpico?, ahí hay otro filón posible de trabajo que, más que trabajo, puede devenir una diversión retribuida, a lo mejor incluso con unas cifras que no hubieras soñado como asalariado.

Puedes, no intentes y haz, los resultados, estoy seguro, te sorprenderán. Abandona a la víctima que hay en todos nosotros y saca de una vez a esa persona intrépida que sabes que vive en ti.

Mañana es lunes, ¿qué vas a hacer para convertirte en ese nuevo tu?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Buscar trabajo, Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Life Coaching, Nuevo paradigma, Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Tu eres tu trabajo

  1. ¡Me encanta! ❤!

    Gran profesión.

  2. Chema Montorio dijo:

    Muchas gracias por este mensaje tan claro.
    Aunque a muchos de los que están, como yo, sin trabajo les cueste creer en lo que dices, yo estoy totalmente convencido que todos tenemos dentro nuestro absolutamente todo lo necesario para conseguir nuestros objetivos.
    Esto lo aprendí gracias a una desagradable experiencia que me llevó a conocer los enormes beneficios que aporta el Coaching, y se ha convertido en mi gran objetivo en la vida: ayudar a que otros puedan ver el gran potencial que tienen en su interior y a que sean más felices.
    Espero conseguirlo.
    Un sincero abrazo.
    Chema Montorio.

    • koakura dijo:

      Muy buenos días Chema,

      En primer lugar, gracias por dejar tu aportación en este espacio. Por otro lado, completamente de acuerdo con tu observación, el Coaching es realmente una herramienta para el crecimiento y para el cambio…pero solo si tu quieres que así sea, es decir, no es la panacea, no es una pastilla que me tomo y todo se arregla, si no que es un hacer un camino a tu interior en la compañía de un Coach, que no es ni un guía ni un mentor.

      Lo conseguirás, la fuerza de tus palabras me lleva a pensar que sabrás encontrar el camino para hacerlo.

      Un abrazo gordo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.