Caudilladas de Reyezuelos de medio pelo

Hace unos días, Sánchez Gordillo, diputado por las cortes andaluzas, decidía, junto a un grupo de secuaces, perpetrar un robo, en aras de la democracia o, mejor dicho, de su concepto de la democracia.

Entrando en los hechos, podemos ver como, además, fue realizado con la mejor de las tácticas, lo cual hace pensar en la preparación o la posible experiencia en la realización de este tipo de actos, ya que realizaron una maniobra de distracción para atraer a la policía de la población.

Su excusa fue que robaban al rico para dárselo al pobre, lo cual podría convertirlo en un nuevo Robin Hood si no fuera que vivimos en un estado de derecho en el que existen unas leyes para evitar estar en una atmósfera de caos y anarquía. Existen unos mecanismos en nuestra sociedad para canalizar este tipo de necesidades de los más desfavorecidos, como el banco de alimentos u otras ONG’, en las que participan multitud de ciudadanos y organizaciones empresariales.

Esto son hechos incuestionables que merecen un análisis sobre la situación actual, pero no olvidemos que acciones de este tipo nos sitúan a la altura de cualquier república bananera, en la que cualquier reyezuelo de tres al cuarto, puede asumir la potestad de hacerse con un gobierno legítimamente constituido en las urnas. No está muy lejos de la actitud asumida por la presidenta de la comunidad de Madrid cuando realizó declaraciones incendiarias, tanto en el caso de la final del partido de fútbol que enfrentaba a los equipos de otras dos comunidades, como cuando una decisión del Tribunal Constitucional, no fue de su agrado.

Este tipo de personas parece pensar que la democracia tan solo existe en su concepción de la misma, invalidando otras opiniones o actuaciones perfectamente lícitas.

Hoy mismo podrían enamorarme de alguno de los bienes del político andaluz y entrar a su casa a por ello ya que, ¡total!, el tiene unos ingresos garantizados de los que un buen número de españoles carecemos al estar en el paro o como autónomos. No podemos caer en la trampa de entrar en la provocación de este tipo de personajes, ávidos por otra parte de la popularidad y de su poltrona que les garantiza un sustento y sí, por el contrario, trabajar cada uno en la medida de sus posibilidades.

Ayer aparecía en los medios la cantidad de material deportivo español que estaba participando de uno y otro modo en los Juegos Olímpicos de Londres, otra empresa, se había reconvertido y ampliado sus elementos para el automóvil fabricando, junto a un hospital que le guiaba en ello, un mecanismo para la cirugía torácica. Sabemos hacer las cosas, ¡que duda cabe!, así que no nos dejemos impresionar por baladronadas de tres al cuarto de unos y otros políticos de oscuros intereses personales, por más que ellos defiendan unos intereses democráticos que no parecen serlo.

No nos dejemos atrapar por este tipo de situaciones, si no, ¿Qué tipo de sociedad tendremos con actuaciones de esta calaña?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Equipos, Límites, Nuevo paradigma, Sociedad, Valores y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Caudilladas de Reyezuelos de medio pelo

  1. Manel Salcedo Triviño dijo:

    Tan seguro estás cuando dices que nuestra sociedad puede canalizar las necesidades básicas de los cIudadanos desfavorecidos que pasan hambre y no pueden llevar a la boca de sus hijos ningun alimento? Quizás nuestros políticos y su tan recurrido estado de derecho no quieren ver que se ha traspasado una línea roja y que ya no somos capaces de garantizar que todos podamos comer y tener un techo bajo el que vivir? Quizás ese estado de derecho también ha entrado en crisis desde el momento que no puede garantizar las necesidades basicas de sus ciudadanos? Quizás algunas teorías ya no sirven, se han quedado obsoletas?

    • koakura dijo:

      Muy buenas tardes Manuel,

      Efectivamente, así de seguro estoy, porque existen, por un lado y, por otro, porque lo contrario es que el fin justifica los medios y estamos dispuestos a entrar en un ciclo en el que no nos importe en absoluto iniciar un estado de pillaje en el que absolutamente todo esté permitido.

      Hay aspectos que debemos considerar por el bien común, salvo que realmente queramos traspasar una línea roja sin retorno.

      Fíjate que, de todos modos, estamos debatiendo esto de una forma abierta, todo y sin estar de acuerdo, y eso es la auténtica democracia, no el imponer mis sistemas aunque estén fuera de la ley.

      Gracias por tu comentario que, sin duda alguna, enriquece el post. Y créeme, el orden social, nunca queda obsoleto. Hay formas de cambiar la sociedad y de ello hay buenas pruebas a nuestro alrededor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.