Arrancando una muela. La fábula del Equipo

Ayer por la mañana recibía un aprendizaje sobre el funcionamiento de los Equipos sin ser consciente de que la extracción de una muela podía tener tal desenlace.

La cuestión es que la pieza en cuestión estaba robusta, no tenía, a priori ningún tipo de lesión, aunque bien es cierto que el nervio iba un tanto a su aire y, por tanto, producía algún que otro latigazo.

El dentista, intentó salvar la pieza, le dispensó los más exquisitos cuidados, todo y que el anclaje del elemento a la encía era muy débil y bailaba como si una lambada estuviera sonando como música de fondo. De hecho, lo que pretendía el profesional era que , una vez saneado, pudiera tener un mayor anclaje, un enraizamiento más profundo pero, al hacer las comprobaciones de rigor, me dio la noticia: hay que extraer.

Y procedió a hacerlo con toda mi frustración, ya que cuando falta una pieza, la mandíbula entera debe reajustarse para realizar correctamente su función, algo que causa más trabajo pero que debe hacerse llegado el caso.

Una vez la hubo sacado, me confirmaba su diagnóstico: la pieza estaba creando una infección que, aunque incipiente, podía llegar a dañar seriamente, habiendo empezado a crear una pequeña bolsa de pus que, de haber avanzado, podía haber perjudicado todo el sistema dental.

Cuando detectamos el daño, debemos actuar de inmediato para evitar que ese mal se propague.

Cuando estaba pensando en ello, me venían a la cabeza algunos Equipos en los que se detecta el mal pero, por el contrario, no se hace nada por eliminarlos y se les deja avanzar, ya sea una situación o un miembro del mismo, hasta que ese mal ya ha avanzado y ha degradado el Equipo hasta extremos a los que no debería haber llegado.

Eludir el conflicto, como la extracción de la pieza dental una vez contrastado que no tiene posible reacoplamiento en el sistema dental, no sirve más que para acrecentarlo y aumentar el deterioro del Equipo, así que mejor actuar lo antes posible y reestabilizar el mismo.

¿Qué te impide extraer esa muela?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Empresa, Equipos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Arrancando una muela. La fábula del Equipo

  1. Qué buen símil, Jordi! Cuántas muelas podridas, pendientes de ser arrancadas, que producen dolor e impiden el avance del trabajo en equipo… No hay nada peor que no afrontar los conflictos y dejar que crezca la conformidad malsana en nuestras organizaciones que va debilitándolas cual cáncer fantasma.

    • koakura dijo:

      Muy buenas y tórridas tardes Nuria,

      Realmente, son demasiadas las veces que se tarda demasiado en arrancar esas piezas que ya hemos intentado sanar sin resultado alguno. El tiempo es, en ese caso, el peor de los enemigos, de eso con cabe duda.

      Muchas gracias por tu comentario que enriquece el texto original.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .