La Valentía de caminar

La indignación es lógica, es justa, es comprensible, tenemos un país en ruinas y una clase política que más que clase podríamos catalogar de pandilla, con individuos que creen suya la tierra que les ha sido encomendada regular, gastando a manos llenas cual si de un mono borracho se tratara.

La prima de riesgo se dispara, el IVA se dispara, el paro se dispara….todo sube menos los salarios y no parece que nadie tenga ni una sola idea al respecto, ¿nadie?, NO, estoy convencido de que en las calles hay cientos, miles de ideas que podrían llevarse a cabo y no florecen por miedo, por desidia, por dejadez, por creer que no somos suficientemente buenos, porque no tenemos los recursos, porque es lunes, finales de julio o porque este o aquél me han mirado mal, ¡por el amor de Dios!, ¡tengamos coraje!

Que fácil es quejarse, lamentarse, echarle las culpas a esto o a aquello….o quizás a lo de más allá, siendo capaces de catalogar a la Mona Lisa de enferma por esa sonrisa torcida.

Estamos pensando como nos enseñaron a pensar, sin atrevernos a mirar las cosas desde otro ángulo, ¿qué es lo que queremos realmente? ¿qué estamos dispuestos a hacer por ello?. Un niño de 12 meses se levanta y empieza andar, sin que nadie le haya enseñado, y cae, una, dos, cien veces, y se levanta tantas veces como veces ha caído, con las rodillas repeladas, con un chichón en la frente y otro…en el alma y en el orgullo, pero no cesa de intentarlo, hasta que un buen día llega a los brazos de su mamá con la sonrisa de felicidad del vencedor de sí mismo.

Nuestras experiencias pasadas nos son terriblemente útiles y también nos atan a creencias trasnochadas y caducas, ¿cómo serían las cosas si me atreviera con esto?, ¿qué habrá si tengo el valor de mirar desde allá?, ¿si soy capaz de sacrificar el hoy por el mañana?.

No podemos negar que las circunstancias que atravesamos son las más duras, ¿o quizás no?, ¿cómo eran las cosas en la edad media o en plena revolución industrial?. En cualquier caso, estamos asustados, indignados, y con toda la razón, pero si no empezamos a buscar soluciones, somos tan culpables como los propios hechos, ¿o tal vez no hay culpabilidad si no retos que nos son puestos delante para que los venzamos?

En su día mi salida de la empresa en la que estaba, la viví como una pequeña tragedia, hoy la veo como la gran oportunidad que está siendo. Salí sin recursos, pero con ideas y coraje y podría decir que me ha sido dada la ocasión de atravesar el desierto, en el que voy encontrando pequeños oasis en los que tomo fuerzas y salgo renovado.

¿Qué puedes hacer TU hoy, el próximo lunes, para cambiar las cosas?, algo distinto, algo que hasta ahora no te hayas atrevido, ya seas trabajador, autónomo, funcionario, empresario o parado.

La foto que ilustra este post fue tomada hace unos días en una calle de Barcelona, en el escaparate de una peluquería de barrio, obra de alguien que no se resigna, que lucha. ¿Qué tiene esta foto para ti?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Límites, Sociedad, Valores y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Valentía de caminar

  1. metalbo2 dijo:

    Buenas tardes; me gusta tu articulo ,que facil es escribir ,realmente creo que se nos fue de la mano ,ideas muchas pero dificilies de ejecutar ,luchar si pero como ,si trabajas …..mal pues despues de llevar casi dos años desempleado nadie te ayuda solo a los bancos ,y las deudas atrasadas te las cobra hacienda o los propios bancos ,realmente creo que tengo soluciones ,per me gustaria preguntar si el gobierno opta por eliminar diputaciones y autonomias ¿para cuando calculas el caos total de españa ? por no decir una guerra nacional ,espero me hagas cambiar de opinion ,muchas gracias

    • koakura dijo:

      Muy buenas tardes Metalbo,

      Realmente es fácil escribir, plasmar en un trozo de papel unas ideas, como fácil es también hacer una crítica de las mismas. Somos el resultado de nuestra historia, de nuestra cultura, de nuestra educación, como lo somos de nuestra emocionalidad, de nuestros miedos, de todas nuestras creencias que nos limitan y nos impiden crecer.

      El problema es que después de 2 años en el desempleo, llegas a un estado de ánimo tal que la noche más negra es lo único que podemos ver, se nos ocurren ideas pero no encontramos la forma de ponerlas en marcha, vemos a políticos corruptos chupando del bote, a directivos bancarios ineptos salir en hombros por la puerta grande y con unas indemnizaciones de artista de cine holliwoodiense.

      Pero otra realidad es posible, y quien te lo dice hace más de dos años que se lanzó por el mismo camino. La realidad la construyes tu con tus propios pasos, y no es que no los hayas dado, porque seguro que ha sido así, si no que aún no han sido los que te lleven a salir del agujero en el que te encuentras ahora. Miramos las cosas tal y como nos enseñaron a hacer pero el problema es que pensamos que aún jugamos al parchís cuando la verdad es que ahora lo hacemos a los dardos, es decir, todo ha cambiado…y hasta que no seamos capaces de desapegarnos de lo anterior, de desaprender, no podremos avanzar en la dirección adecuada.

      Por último, no creo en el caos total de España, entre otras cosas, porque es algo que no le conviene ni a los que creen que pueden hacer de nosotros títeres descerebrados.

      Estás vivo, crees en cosas y crees en ti, así que deja que lo mejor de ti asome a la superficie y empiece a hacer lo que tenga que hacer.

      Un abrazo fuerte con todo el ánimo del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .