El Líder Coach

Son muchas las veces que habremos oído este término, incluso algunas propuestas comerciales hablarán de transformar al Directivo en el Coach de sus colaboradores…y no se trata de eso. El Directivo está para liderar, para servir a su Equipo y alcanzar los objetivos propuestos, sean de la tipología que sean y hacerlo, eso sí, con determinadas habilidades que son las que aspira a conseguir al convertirse en Lider…Coach.

En cualquier líder podemos encontrar áreas de excelencia y áreas de mejora y, posiblemente, algunas de estas últimas estarán centradas en la escucha activa, la pregunta abierta, la curiosidad sin juicios, la exploración junto al colaborador de nuevas expectativas, etc., habilidades estas que debería poseer el líder que realmente quiera sacar lo mejor de su Equipo, no lo que él considera que es lo mejor de su Equipo.

Pero no nos engañemos, esto no le convierte en Coach, le convierte en un Directivo al que las personas que le acompañan en esa parte del tránsito profesional, admirarán por que disfruten de una mayor libertad de miras, de mayor cancha y atrevimiento, de una mayor atención y un menor paternalismo.

Existen aspectos en la relación Coach-Cliente, que difícilmente van a aparecer en la relación de Directivo-Colaborador, no porque no existe la confianza si no porque, en una relación Coach-Cliente, la relación permite una libertad total y absoluta, algo percibido por el cliente que, a partir del momento en que nota que es así, se deshace de sus capas protectoras para mostrarse como es, con todas sus glorias y todas sus penas.

No es esa a función del Líder Coach, quien conseguirá unos resultados del Equipo y de sus componentes, notablemente distintos, aunque para ello deberá empezar por cambiar su registro y hacerlo creíble ante ellos y ante el mismo, quizás la parte más compleja, más complicada, puesto que exige un total compromiso con el proyecto y una coherencia a prueba de las más robustas tentaciones del cortoplacismo, puesto que lo que precisamente podemos percibir, es la sostenibilidad en el tiempo, en el medio y el largo plazo, sin menoscabo de que los resultados puedan llegar antes.

Y ahora, ¿Quieres empezar a liderar de otro modo?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Empresa, Equipos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.